260 personas se ahogaron en 2021

0
177

Las 260 muertes en espacios acuáticos españoles en 2021 suponen bajar por primera vez la barrera de los 300 fallecimientos desde 2015 

La cifra implica la pérdida de 78 vidas humanas menos y un descenso de más del 23 % respecto al año pasado

260 personas perdieron la vida en los espacios acuáticos españoles durante 2021, la menor cifra en los últimos siete años, en que, por primera vez, los fallecimientos en el medio acuático bajan de la barrera de las 300 muertes.

El dato de 2021 supone la pérdida de 78 vidas humanas menos que en 2020, que con 338 muertes ya había sido el dato más bajo de la serie histórica hasta entonces, con lo que la disminución supera el 23 por ciento en relación con el año anterior.

Así lo constata el Informe Nacional de Ahogamientos (INA), la estadística que recoge a diario los fallecimientos no intencionales en los espacios acuáticos de nuestro país y que elabora desde 2015 la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

En diciembre perdieron la vida en el medio acuático 15 personas, una más que en el mismo mes de 2020, lo que lo convierte en el segundo mes con menos muertes por esta causa en los últimos siete años.

Siete de los doce meses del año contabilizaron menos óbitos que en los mismos períodos de 2020, pero fueron los centrales del verano, junio, julio y agosto, los que han reunido el decremento de 71 de las 78 muertes, ya que en vez de los 199 fallecimiento registrados en 2020 se ha pasado a 128 en 2021: junio, con cinco menos (36 frente a 41), julio con 28 menos (49 frente a 77) y agosto 39 menos (43 frente 81).

De todas formas, estos tres meses fueron en ambos años los que más muertes por ahogamiento no intencional anotaron durante las dos anualidades pasadas, lo que convierte la época vacacional como la de mayor riesgo en los espacios acuáticos españoles.

Los otros cuatro meses que rebajaron la cifra de desenlaces fatales en 2021 respecto a 2020 fueron enero, que con 10 muertes rebajó la cifra en 11, marzo (6 fallecimientos, 7 menos), noviembre (12 fallecimientos, 5 menos) y mayo (14 fallecimientos, 4 menos).

En cambio, octubre fue el mes con peor comportamiento en relación con su homónimo del año precedente, al doblar en pérdidas de vidas humanas y situarse en 18; por delante de septiembre, cuando hubo 32 muertes, seis más que en 2020; febrero, con 14, 3 por encima del año anterior; y diciembre, con 15, y abril, con 11, meses en los que hubo una muerte más que en los mismos períodos que la anualidad previa.

Durante 2021 ha habido un importante desvío porcentual de las muertes producidas en las playas, donde ha aumentado hasta el 61 por ciento desde el 40 del año anterior, incrementándose incluso en el número absoluto de personas fallecidas pese a la bajada general en la anualidad, pasando de 136 en 2020 a 158 el año pasado.

Por el contrario, el apartado de otros, que recoge los hechos ocurridos en espacios que no son ni ríos ni piscinas, ha bajado al 15 por ciento frente al 37 de 2020. Los casos acecidos en piscinas, con un 13 por ciento (el 10 en 2020), y ríos, el 11 por ciento (el 13 el año anterior), se han mantenido en porcentajes similares.

En cuanto al sexo de las personas fallecidas, el INA ha registrado un descenso de tres puntos en el caso de los hombres (2021 acabó en el 79 por ciento desde el 82 del año previo) y, consecuentemente, un aumento en las mujeres, el 21 frente al 18.

Respeto a la edad, las personas de 45 años y más años siguen siendo quienes más pierden la vida en el medio acuático español, con un aumento de siete puntos en 2021, del 59,7 por ciento de 2020 al 66,7 de 2021.

El pasado año, además, se constató en la estadística que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo que en el tramo entre 18 y 25 años hubo un significativo aumento porcentual de muertes, ya que al pasar desde el 5,9 por ciento de 2020 al 13,3 de 2021 se registró un incremento de 7,4 puntos.

También hubo un cambio importante en cuanto a la nacionalidad, aunque el dato se ve influido por la imposibilidad de determinar la procedencia del 41,4 por ciento de las personas que perdieron la vida, que en 2020 fue sensiblemente inferior, el 18 por ciento.

En todo caso, sobre el conjunto de las 260 personas fallecidas, del 84 por ciento nacidas en España que se dataron en 2020 se ha pasado al 35 en 2021, y del 20 por ciento de otros países de Europa al 15 de año pasado.

Los accidentes mortales se concentraron el año pasado en un 40 por ciento de los casos entre las 10.00 y las 12.00 horas, un dato que varía sustancialmente con respecto a 2020, cuando en ese tramo horario se produjeron el 13,9 por ciento de los óbitos.

En 2020, las incidencias se repartieron más a lo largo de la jornada, con un 66 por ciento de ellas entre las 10.00 y las 20.00 horas.

Por último, aumentan en ocho puntos, del 77 por ciento de 2020 al 86 del año pasado, los casos que suceden en espacio acuáticos que carecen de servicio de vigilancia y socorrismo.

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo difundirá mañana la segmentación territorial de los datos recogidos en el INA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here