Andalucía ultima un plan para combatir la soledad no deseada de las personas mayores

0
102

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha destacado la labor de los centros de participación activa (CPA) como herramienta esencial para fortalecer las redes sociales, y ha adelantado que su departamento ultima ya un plan para combatir el grave problema de soledad no deseada entre las personas mayores en Andalucía. La consejera Rocío Ruiz ha participado en Lepe en una gala por el 40 aniversario de los CPA de Almonte, Ayamonte, Bollullos, Isla Cristina, Lepe y Valverde, donde ha destacado que el nuevo modelo de atención implantando en Andalucía, “en el que las personas mayores son el centro de las políticas públicas y cuentan con diversas opciones y sobre todo recursos para llevar una vida plena y con libertad de elección”.

La responsable de políticas sociales, que ha estado acompañada por el director general de Personas Mayores, Pedro Mancha, y el delegado territorial de Igualdad, Manuel Antonio Conde, ha recordado las personas mayores suman 1,2 millones en Andalucía. “15 de cada diez personas que viven en Andalucía son mayores de 65 años, y se calcula que en apenas nueve años, para 2030, serán el doble, por eso es urgente que las administraciones públicas nos pongamos manos a la obra para atender a este colectivo de población”.

Así, ha aludido a la alta incidencia de la soledad no deseada entre las personas mayores en Andalucía, que la Consejería trata de mitigar con un protocolo de actuación. “Tenemos el reto de acabar con ese problema, integrar socialmente a las personas mayores e ir mitigando esa soledad tejiendo redes en cada barrio y cada pueblo, creando alianzas entre todos y con el apoyo de las administraciones públicas y el respaldo del Gobierno regional”, ha añadido.

Plan estratégico para las personas mayores

Para Ruiz, “la atención a las personas mayores no es solo un compromiso moral, sino uno de los grandes retos de futuro” dada la tendencia al envejecimiento de la población en las sociedades occidentales. Así, ha enfatizado que en esta legislatura se ha puesto en marcha el Plan Estratégico Integral de las Personas Mayores 2020-2023, “cumpliendo un mandato que acumulaba 20 años de retraso”. Este documento es la hoja de ruta de las políticas públicas de Andalucía enfocadas a las personas mayores, “una iniciativa en la que se implica todo el Gobierno andaluz bajo la coordinación de esta Consejería con un presupuesto de 164 millones de euros”.

El plan estratégico, que pone el acento en la prevención de la dependencia y el mantenimiento de la mayor autonomía posible con un modelo desinstitucionalizado, incluye aspectos tan fundamentales para las personas mayores como la prevención de los malos tratos, la atención a la vulnerabilidad o la defensa de los derechos de los mayores LGTBI.

Asimismo, la responsable andaluza de políticas sociales se ha referido al fomento del envejecimiento activo como uno de los campos prioritarios de actuación de dicho plan, “a fin de mejorar la calidad de vida y llegar a llegar a una edad más avanzada en las mejores condiciones”. “Los 460.000 socios y socias de los CPA sois el mejor ejemplo de esa labor que desempeñan los CPA”, ha elogiado durante su intervención, en la que ha enfatizado que “al facilitar la convivencia entre iguales, la integración y la participación, estos recursos se constituyen como una herramienta esencial para el bienestar físico, psíquico, emocional y social de este grupo de población”.

Los CPA favorecen la autonomía personal de las personas mayores y previenen la dependencia, al fomentar estilos de vida saludables, hábitos de alimentación, actividad física y social y la estimulación cognitiva. “Que estos seis centros celebren 40 años de vida demuestran el valor que tienen para la sociedad”, ha resaltado Ruiz, que ha entregado un reconocimiento a los profesionales de estas instalaciones y a varios representantes de las personas asociadas.

Derecho a una vida plena

Ruiz ha recordado que ese compromiso del Ejecutivo andaluz con las personas mayores ha quedado plasmado en un decálogo “que recoge los derechos de las personas mayores y fomenta el respeto a su forma de vida”. Este documento, presentado durante la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores el pasado primero de octubre, hace referencia al derecho a seguir teniendo una vida plena, a trabajar, a participar en la sociedad, tener una vida digna, a disfrutar de la sexualidad sin señalamientos o a ser defendidas ante la lacra de la violencia de género.

La responsable de Igualdad ha puesto el acento en que más allá del reconocimiento de estos derechos, la Consejería ha puesto en marcha diversas acciones para que las personas mayores “cuenten de verdad con opciones y recursos para llevar esa vida plena y con libertad de elección que desean”. “Desde que llegamos a la Consejería hemos puesto en marcha un nuevo modelo de atención a la persona, de proximidad y más centrado en lo que necesitan y quieren”.

La apuesta andaluza pasa por la prevención de la dependencia y el mantenimiento de la mayor autonomía posible con un modelo desinstitucionalizado, “porque sabemos que las personas mayores donde quieren estar es en sus casas”. “Pero en viviendas dignas, adaptadas a sus necesidades, en un entorno amigable y accesible y, sobre todo, con un amplio abanico de recursos a su disposición. Y que si no pueden, por los motivos que sea, tengan una atención digna y acorde a sus necesidades”, ha insistido.

En este sentido, ha señalado que Igualdad “ha ampliado y reforzado en los últimos tres años el servicio de ayuda a domicilio, y creado 1.864 nuevas plazas para reforzar el sistema de atención a la dependencia, con una apuesta que nos lleva a tener ya más de 244.000 personas beneficiarias de algún tipo de prestación, un máximo histórico posible gracias a que hemos destinado 1.741 millones de euros a la atención a la dependencia”.

Ruiz ha recordado además que este cambio de modelo de atención a las personas mayores, que ha sido reconocido por el Observatorio Nacional de la Dependencia con la mejor valoración en los últimos cinco años, será además una de las líneas básicas de actuación con los fondos europeos del Plan para la Recuperación, Transformación y Resiliencia. Así, la Consejería de Igualdad ha sido la primera en tener aprobados un total de 39 proyectos por un importe de 450 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here