¿Cainismo o la vara de mando en el PP de Motril?

0
144

Motril@Digital:-El digital elDiario.es ha sacado a la luz el ambiente cainita o la vara de mando, que despierta con virulencia orgánica y extracorpórea, el preámbulo del congreso local del PP de Motril donde Luisa García Chamorro, actual alcaldesa, se presenta al puesto de presidenta en sustitución de Carlos Rojas García.

Militantes del PP de Motril, no identificados, han remitido a los máximos responsables del partido en Granada y Motril, al candidato del PP a la presidencia de Motril Aladino Fernández Hidalgo, al gerente provincial, al diputado provincial por la costa, así como a los partidos políticos que conforman la corporación municipal motrileña, una carta en la que además de expresar duras críticas hacia Luisa García Chamorro, aportan dos extractos bancarios que la relacionan directamente con el ingreso de 4.000 euros. Cantidad que debía pagar a José Luis Hernández (PSOE) exgerente de Visogsa por haberle injuriado, según sentencia. Pago que salió del grupo municipal motrileño directamente a la cuenta de la alcaldesa.

Según publica elDiario.es “la dirigente motrileña confirma que pagó la multa de 1.080 euros que se le puso en primera instancia a través de comprobantes de ingreso a los que ha tenido acceso este periódico. Sin embargo, la alcaldesa considera que el resto del dinero que tuvo que abonar fue para “gastos jurídicos que sí se pueden pagar por parte del grupo municipal”. Esos ingresos se hicieron para pagar las costas”, puntualiza y añade que “con el dinero del grupo lo único que no se puede pagar son nóminas o gastos de campaña electoral”.  La alcaldesa sostiene que el grupo municipal se lo paga “por ser concejal y que lo ha realizado con conocimiento de la asesoría jurídica”.

García Chamorro asegura a elDiario.es “que denunciará ante la justicia la publicación de sus datos bancarios” y que “este asunto es una maniobra orquestada desde el seno del propio Partido Popular ante la vispera del congreso local que se celebra este viernes”.

PSOE, IU-Equo, VOX piden la dimisión

Los partidos políticos han tomado posiciones sobre este tema por entender que puede haber incurrido Luisa García Chamorro en un presunto acto de prevaricación.

Tanto PSOE, IU Equo como VOX, han pedido la dimisión de la alcaldesa de Motril. VOX va más allá elevando el caso ante la Fiscalía.

Un PP que llegó a romperse en ocasiones

Hasta aquí el eco que ha despertado este asunto, orquestado desde el mismo PP de Motril y que tiene similitudes con algunos tramos del devenir de la historia del partido en esta ciudad, cuando ostentaban la presidencia provincial Gabriel Díaz Berbel, entonces con Alianza Popular o Juan de Dios Martínez Soriano bajo las siglas del PP.

Estos dos presidentes provinciales, quisieron imponer desde Granada decisiones que eran totalmente contrarias a lo que las bases del partido, y en ocasiones de manera asamblearia, habían decidido. Por estas circuntancias la militancia del PP de Motril se ha roto e incluso ha perdido en alguna ocasión la oportunidad de ostentar la alcaldía motrileña ante el éxodo de su militancia y seguidores en las urnas.

En esta intrahistoria que nos ocupa hoy, aparece como elemento de discordia, el apoyo que con el dedo, le otorga el presidente provincial del PP a Luisa García Chamorro para el máximo cargo orgánico  del partido en Motril. Un respaldo que se ha tomado por algunos militantes como de una “clara y palmaria imposición”.

Lo de la acusación que se vierte sobre Luisa, sea o no punible, es el papel de celofán con el que se le quiere acentuar sus debilidades  en la cita congresual de este viernes, en una formación política que empezó muy diezmada y enfrentada, cuando se hizo cargo Carlos Rojas, consiguiendo, éste con los años y cuando las aguas habían vuelto a su cauce, hacerse con la alcaldía y por mayoría absoluta. Este puede ser un ejemplo para vaticinar que con un partido unido no habrá árboles que impidan ver el horizonte.

El lema de su congreso local es “Centrados en Motril. El congreso de la unidad”. No será fácil unir el PP motrileño. Hará falta mucha mano izquierda, más dosis de integración, diálogo a tumba abierta y sobre todo participación en las decisiones importantes. Toda una entelequia para un partido piramidal. Pero también es verdad que la política encierra el arte de lo posible y que la filosofía de unas siglas tiene una interpretación muy personal, tanto como el criterio de quien la represente.  Ante ello la pregunta que tocaría hacerse hoy es  ¿si el plato está ya servido para que el PP vuelva a tropezar en la misma piedra de etapas anteriores?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here