Campamento de verano para adolescentes con diversidad funcional

0
35

Organizado por el Centro de Servicios Sociales de Huétor Tájar-Montefrío durante los meses de julio y agosto, incluye actividades lúdicas y deportivas

Un grupo de adolescentes de entre 14 y 23 años con diversidad funcional de Huétor Tájar participa durante los meses de julio y agosto en un campamento de verano organizado por el Centro de Servicios Sociales de Huétor Tájar-Montefrío y el Ayuntamiento hueteño, con el objetivo de ayudar a sus padres y madres a conciliar en los meses en que no tienen colegio.

Durante los meses de julio y agosto, los chavales realizan actividades lúdicas y deportivas todas las mañanas, de 10 a 14 horas, de lunes a viernes, “para cubrir su  tiempo de ocio al terminar el curso escolar y al mismo tiempo dejar un espacio a los familiares para que puedan cubrir sus necesidades psicoemocionales”, explica la directora de los Servicios Sociales de Huétor Tájar, Paqui Fernández Mantas.

Para ello, se ha creado un espacio lúdico para disfrutar del verano, a través de experiencias sensoriales (con juegos al aire libre); actividades para acercarles a la naturaleza (a través de un huerto) o para desarrollar su parte artística a través de bailes.

Talleres sensoriales y estimulación musical

“También realizamos juegos de mesa o sesiones con música, además de dejar espacios para relajarnos, porque el verano está hecho para eso: para disfrutar y desconectar de todas las exigencias de la vida”, señala Fernández Mantas.

Esta semana, por ejemplo, un vecino de Huétor Tájar de 11 años, Rafael Mata, ha acudido al campamento para tocar el piano y deleitar así a los participantes con su música. También se ha celebrado una fiesta ibicenca, y la semana que viene habrá una de disfraces.

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Huétor Tájar, Encarnación Redondo, destaca el éxito que ha tenido esta iniciativa, y agradece “el impecable trabajo que realizan la monitora, Estefanía Artacho,  y una voluntaria, María Serrano, con estos jóvenes.

Los alumnos realizan manualidades como barcos de papel, salvamanteles o pintura con globos; talleres sensoriales y de estimulación musical o un huerto en el que cultivan sus propias plantas. El campamento finalizará el próximo 31 de agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here