Granada: 606 personas cometieron hurtos en establecimientos en 2021

0
73

La Guardia Civil ha investigado a 606 personas en 2021 por hurtos en establecimientos comerciales de Granada

• La colaboración con el servicio de vigilancia privada de los centros comerciales de Armilla y Pulianas ha sido fundamental para el esclarecimiento de los delitos ocurridos en su interior

La Guardia Civil ha esclarecido 503 hurtos en comercios de la provincia de Granada a lo largo del pasado año 2021 y ha puesto a disposición judicial en calidad de investigadas a 606 personas por estos delitos.

La mayoría de los hurtos se han producido en los dos conocidos centros comerciales que hay en los municipios de Armilla y Pulianas. En el primero la Guardia Civil ha investigado a 241 personas y a 144 en el segundo.

La Guardia Civil, por tal motivo, incrementó el trabajo de prevención con más servicios de seguridad ciudadana en el entorno de ambos centros comerciales, lo que se ha traducido en una mayor presencia de patrullas, tanto uniformadas como de paisano y en un mayor números de controles preventivos en sus accesos.

Por otra parte, se ha incrementado la colaboración de la Guardia Civil con los servicios de vigilancia privada de estos centros comerciales. Esta colaboración ha sido fundamental para el esclarecimiento de los delitos que han ocurrido en su interior.

Existe un protocolo establecido al efecto entre la Guardia Civil y los servicios de vigilancia. Así, cuando un vigilante de seguridad sorprende a una persona sustrayendo algún efecto en alguno de los establecimientos del centro comercial, lo retienen hasta que la Guardia Civil llega y se hace cargo de ella. Al presunto autor del hurto se le investiga in situ y se le cita en sede judicial para un posterior juicio.

La mayor parte de los hurtos son de ropa, artículos de perfumería y, en menor medida, pequeños aparatos electrónicos que van desde teléfonos móviles a memorias USB.

Investigados por el hurto de telefonía móvil por un valor superior a los 3200 euros

En el servicio más relevante de los llevados a cabo ocurrió el pasado mes de mayo. La Guardia Civil investigó a dos jóvenes, un chico de dieciocho años de edad y una chica de veinte, por dos delitos de hurto de paquetería que iba dirigida a una tienda de telefonía móvil del centro comercial de Armilla antes de que el establecimiento abriera al público. El valor de lo sustraído superaba los 3200 euros.

Los dos hurtos se perpetraron entre las 8:30 y las 9:00 horas, antes de que el establecimiento abriera al público. El primer hurto ocurrió en la misma puerta de la tienda. El repartidor de paquetería había dejado allí tres paquetes para que los recogieran los empleados al abrir. Dichos paquete contenían teléfonos de alta y baterías.

El segundo hurto se produjo en el muelle de descarga del centro comercial. Los dos jóvenes aprovecharon un descuido del repartidor para sustraer un paquete de su furgoneta destinado a esta misma tienda de telefonía que contenía fundas para teléfonos móviles.

Los dos jóvenes fueron sorprendidos por el servicio de vigilancia privada del centro comercial merodeando por la terminal de descarga y los retuvieron hasta que llegó la Guardia Civil porque sospechaban que estaban implicados en algunos hurtos.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Armilla se hicieron cargo de los dos jóvenes y comprobaron en las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del centro comercial que ambos eran los presuntos autores de los dos hurtos

Programa Coopera

En el marco del programa Coopera existe una colaboración estrecha de la Guardia Civil con el servicio de vigilancia privada de los centros comerciales y de los distintos establecimientos que en estos centros comerciales y en comercios de la provincia específicamente cuentan con ella.

Dentro del programa se ha desarrollado un protocolo de actuación para la investigación y puesta a disposición judicial inmediata de las personas detectadas in fraganti cometiendo un delito en alguno de estos establecimientos comerciales.

La Guardia Civil recomienda a los establecimientos que sufran hurtos que en todos los casos denuncien porque la denuncia es importante para que más tarde puedan conseguir que la justicia imponga a estos delincuentes medidas de protección y de alejamiento de sus comercios. La Guardia Civil ha comprobado que la aplicación de esta medida está resultando disuasoria y los establecimientos que disfrutan de ella están sufriendo menos hurtos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here