Más del 60% de los ataques homófobos no se denuncian

0
31

La libertad es un término amplio en el que convergen numerosas expectativas tanto de la
sociedad como de las personas individualmente. La mayoría de las personas cuando
piensan en la libertad, la imagen que se les viene a la mente es la libertad de expresión o el libre albedrío de poder actuar como uno quiera.

Pero la libertad no es igual en todos los países y no afecta a todas las personas por igual. Un reflejo de esto es como vive la comunidad LGTB+ en el mundo. En España, los derechos y las leyes protegen cada vez más la libertad de poder expresarse, ser y amar a quien quiera y cómo quiera. Pero en el resto del mundo, incluidos muchos de los países más desarrollados de Europa, las libertades de las personas queer siguen siendo invisibles o están incluso prohibidas o perseguidas.

Algunos de los ejemplos más claros y recientes son las nuevas leyes de propaganda
LGTB+ que comenzó a desarrollar Rusia. Estas son cada vez más estrictas, persiguiendo a
toda persona que se atreva a consumir contenidos en los que se mencione o aparezcan
personas LGTB+. Tampoco pueden lucir símbolos como la bandera arcoiris o dejar ver su
orientación sexual, ya que serán perseguidos y encarcelados. Estas leyes, se han
propagado por algunos países europeos como Hungría o Polonia, en los cuales llegan a
existir zonas “libres de LGTB+”. Europa ha respondido a esto con sanciones y avisos,
ya que se tratan de ataques de odio que merman la libertad y violan los derechos humanos
en muchos de los casos.

Pero como se ha comentado, la situación en España es una de las mejores de Europa en
cuanto a las libertades que disponen las personas, incluyendo el colectivo LGTB+. Sin
embargo, los datos y la percepción de la sociedad es que aún se producen demasiadas
agresiones y faltas de respeto hacia los derechos y las personas del colectivo. Según
el Observatorio contra la LGTBfobia del Ministerio de Igualdad de España, en 2020 se
registraron un total de 2,691 incidentes de violencia por motivos LGTB+ en España, lo que
representa un aumento del 14% en comparación con 2019.

Los incidentes más comunes son la violencia verbal (62,9%), seguida de la violencia física (17,4%) y la violencia psicológica (15,4%). Los hombres homosexuales son las principales víctimas de la violencia (76,8%), seguidos de las lesbianas (10,4%), bisexuales (7,6%) y trans (5,2%).

Es importante mencionar que estos datos pueden ser subestimados ya que muchos incidentes no son denunciados.

Por ello desde cromosomax.com lanzamos un mensaje de alerta, porque para que la
libertad siga existiendo, tiene que haber una base de mejora en algunos aspectos de la
sociedad:

1. Educación: Es importante que se promueva la educación y el diálogo sobre la
diversidad sexual y de género en las escuelas y en la sociedad en general.
2. Representación: Es importante que se promueva la representación de personas
LGBT+ en los medios de comunicación y en la política.
3. Acción legal: Es importante que se promuevan políticas y leyes que protejan los
derechos de las personas LGBT+ y se combata la discriminación en el lugar de
trabajo, en la educación y en la vida pública.
4. Apoyo comunitario: Es importante apoyar a las organizaciones y grupos de
personas LGBT+ para que puedan luchar por sus derechos y mejorar su calidad de
vida.
5. Participación activa: Es importante que cada uno de nosotros contribuyamos a la
lucha por los derechos LGBT+, ya sea a través de la educación, la representación, la
acción legal, el apoyo comunitario o la participación activa en eventos y campañas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here