Más de una veintena de municipios con problemas de despoblación reciben ayudas de la Junta

0
85

La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local es pionera en valorar criterios como el crecimiento demográfico o el envejecimiento en la distribución de subvenciones

Un total de 22 municipios granadinos con problemas de despoblación han recibido ayudas de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local destinadas a equipamientos e infraestructuras públicas. El departamento que dirige Juan Marín ha sido pionero en tener en cuenta criterios como la densidad de población, el crecimiento demográfico y vegetativo o el índice de envejecimiento para distribuir una línea de subvenciones.

Se trata de ayudas de hasta 30.000 euros por municipio a las que pudieron concurrir las localidades de menos de 20.000 habitantes. En el caso de la provincia de Granada recibirán estas subvenciones Argón, Mairena, Picena, Villanueva de las Torres, Jerez del Marquesado, Torvizcón, Burquistar, Carataunas, Beas de Guadix, El Pinar, Albuñueñas La Calahorra, Cogollos de Guadix, Cáñar, Juviles, La Taha, Bubión, Arenas del Rey, Fornes, Nevada, Murlas y Turón.

Para el delegado territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local, Enrique Barchino, estos fondos son una muestra del “compromiso del Gobierno andaluz, y en especial el vicepresidente Juan Marín, con las entidades locales más pequeñas y su política de lucha contra la despoblación, mejorando las infraestructuras y servicios públicos y creando oportunidades laborales y económicas para fijar la población al territorio, con estas ayudas y otros programas como el PFEA, que la Junta cofinancia”.

Los ayuntamientos beneficiarios pueden destinar estos recursos a equipamientos o maquinaria necesarios para la prestación de servicios públicos, obras en edificios municipales, estudios de inversión relacionados con planes de desarrollo local o inversiones para incentivar la actividad económica y la generación de empleo, especialmente en sectores estratégicos endógenos.

En el caso de los municipios granadinos beneficiados, hay proyectos destinados a crear aulas de formación para mejorar la capacitación de los vecinos con vistas al mercado laboral, como es el caso de Carataunas o Burquístar; mejorar los parques infantiles para que las familias con niños cuenten con instalaciones dignas, como en Picena o La Taha; o las mejoras en la guardería de Laroles en Nevada; o rehabilitar centros culturales y albergues juveniles donde ofrecer actividades a la población, como en Mairena o Torvizcón. En otros casos, el Consistorio destinará estos recursos a la adquisición de maquinaria necesaria para labores de limpieza y poda como en Beas de Guadix, La Calahorra o El Pinar.

“El objetivo es ayudar a los ayuntamientos más pequeños a dotarse de equipamientos e infraestructuras dignos para que sus vecinos tengan todo lo que necesitan y se queden a vivir en sus municipios, con proyectos que no podrían acometer solo con recursos propios”, ha defendido Barchino.

El presupuesto total de esta línea de ayudas es de 2,5 millones de euros de los que 582.656 euros han correspondido a municipios de la provincia de Granada.

Según las bases reguladores, los criterios objetivos de riesgo de despoblación han sido valorados con hasta 20 puntos, junto a otros tradicionales como la tasa de paro (hasta 25), la población (también hasta un máximo de 25 puntos), los ingresos de la entidad local (con un máximo de 15 puntos) y que el municipio no haya sido beneficiario de ayudas similares (otros 15 puntos).

Para Barchino, “la despoblación es un problema que afecta especialmente a la provincia de Granada, donde 120 de sus 180 entidades locales llevan años perdiendo vecinos, por lo que es necesario que todas las administraciones nos impliquemos en ayudar a los municipios a fijar la población al territorio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here