¿Sabes qué ven tus hijos cuando entran en internet?

0
70

Las redes sociales se han consolidado plenamente en todos los estratos de la sociedad como plataformas de interacción social masivas, en una red donde contactan personas, empresas, organizaciones e instituciones donde se comparte una cantidad ingente de información. En este escenario, no hay que olvidar que la utilización de forma habitual de las RRSS entraña posibles riesgos, especialmente de privacidad o contenidos inapropiados, que son especialmente graves cuando las personas usuarias son menores de edad, incluidos lógicamente niños y niñas.

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias considera esencial conocer cuáles son las situaciones en las que las personas menores de edad se encuentran más expuestos y vulnerables en su uso de internet y las redes sociales, y por ello se realiza un llamamiento a los padres y las madres, tutores y tutoras, a brindar una correcta educación digital y pautas de consumo responsable a la población infantil y juvenil.

Esta educación digital se erige como fundamental, pero también resulta imprescindible ejercer un control o vigilancia activos de cara a proteger a los niños y las niñas en el conjunto de sus interacciones digitales. Como bien señalan la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) y su Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) sobre privacidad y seguridad en internet, existen varios peligros a los que se exponen los niños y niñas en su utilización de la red y sus aplicaciones.

Entre estos peligros, cabrían destacar los contenidos inapropiados, mediante información o imágenes totalmente inadecuadas por la edad, madurez, sensibilidad o por la propia temática o su tratamiento. Igualmente, siempre existirá el riesgo de la pérdida de privacidad con la publicación excesiva de información privada, la cual puede ser utilizada en contra de la propia persona usuaria menor. La utilización de las redes puede derivar en una incorrecta gestión de información de terceros (problemas por publicar o reenviar información de otras personas sin su permiso).

Desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado advierten asimismo de peligros reales que, en un gran número de casos, tienen a las personas menores de edad como víctimas, como son la suplantación de identidad, esto es, que alguien pueda hacerse pasar por la persona menor utilizando sus perfiles reales, o directamente creando alguno falso para hacerle daño; el ‘sexting’, término anglosajón referido al envío de imágenes, vídeos o textos propios de carácter sexual; el ‘ciberbullying’, basado en un acoso o daño intencional repetido entre iguales y materializado a través de medios digitales; o el ‘grooming’, que es el acercamiento de una persona adulta a una persona menor con fines sexuales a través de internet.

Desde Consumo Responde se defenderá el acompañamiento a las personas menores y la mediación familiar para educarles en el uso seguro y responsable de internet y las redes sociales. Se recomienda en este sentido conocer las amistades en la red de los hijos y las hijas, qué aplicaciones utilizan y para qué las utilizan, advertirles de los riesgos a causa de un uso inadecuado, y también se subraya la necesidad de utilizar medidas de control parental en aras de evitar un acceso a contenido inapropiado de la persona menor, limitar el tiempo de uso de dispositivos o redes sociales o el monitoreo para conocer los sitios web visitados. La Dirección General de Consumo considera además que es necesario complementar estas medidas con el diálogo y la educación constantes, haciendo partícipe a los niños y las niñas, haciéndoles comprender los motivos de las medidas que se hayan tomado.

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del teléfono 900 21 50 80, de la página web, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es), del perfil de Twitter; y el de Facebook.

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here